Vino frío. ¿Se debe enfriar el vino?

La regla no escrita del vino dictamina que el vino tinto se debe tomar a temperatura ambiente y el blanco puede concederse la licencia de enfriarse. De la misma manera, se ha estipulado que el vino tinto para carnes rojas es la mejor opción, mientras que el vino para el pescado suele ser blanco. No obstante, la duda de si debe enfiar el vino sigue entre nosotros, y el vino frío se torna dudoso en muchos hogares.

Si usted es una de las personas a las que les gusta el vino frío, debe tener en cuenta unas pautas a la hora de enfriar el vino de forma correcta.

vino frio

Cómo enfriar el vino

Si está pensando en regalar nuestros estuches de vino para Navidad, o ha recibido uno de los lotes, va a tener esta bebida lista para consumir durante el mes de diciembre y las fiestas navideñas. No obstante, tras conservar el vino hasta la comida o la cena en la que va a servirlo, puede que le guste con una temperatura inferior y le interese saber cómo enfriar el vino.

Antes de nada, debe tener en cuenta que no puede cambiar la temperatura del vino de forma brusca, porque de lo contrario el sabor y las características del vino podrían verse afectadas negativamente. Por eso, hay que saber cuál es la mejor de conseguir un vino frío en perfectas condiciones.

  • Para enfriar el vino si no tiene tiempo suficiente, la mejor opción es utilizar una cubitera con hielo y agua, tal y como se hace en restaurantes y locales. De esta manera, la botella de vino se enfriará de forma rápida por la cualidad conductora del agua. Si quiere agilizar el proceso, siempre puede echar sal en el agua para que el vino frío esté antes de lo previsto. Con unos minutos será suficiente y tendrá el vino listo para servir junto a su comida.
  • Si, por el contrario, ha sido previsor y ha tenido tiempo suficiente para preparar la cena o la comida con invitados en casa, lo mejor para tener vino frío a la hora de servir, va a ser la nevera. Es importante que la temperatura del vino disminuya poco a poco. Para conseguir vino tinto frío, apenas necesitará media hora para consumirlo a una temperatura ideal. En el caso de querer vino blanco frío, el tiempo aumentará a una hora y media aproximadamente.
  • Otra forma, original y diferente, de enfriar el vino, es mediante uvas. El vino está hecho de distintos tipos de uvas, ¿y por qué no utilizarlas como complementos del vino? Puede comprar un racimo de uvas y congelarlas previamente y cuando sirva el vino, meter un par de uvas congeladas en la copa. No aguará el vino como puedan hacer los cubitos de hielo, y seguro que sus invitados se fijarán en el detalle y lo copiarán en la próxima celebración que lleven a cabo. ¡Asegúrese de ser el primero en hacerlo!

Para conocer la temperatura a la que se encuentra el vino, puede utilizar un termómetro específico para esta acción. Son uno de los regalos para amantes del vino con el que no fallará si tiene que hacer un regalo próximamente y no sabe por qué decantarse.

Lo que nunca tiene que hacer a la hora de enfriar el vino es utilizar el congelador, pues supone un descenso muy brusco de la temperatura del vino. Para mantener la temperatura posteriormente, puede utilizar un enfriador, pero lo recomendable es reservar este elemento para vinos blandos y espumosos de entre todos los tipos de vino.

A la hora de servir el vino, no vale con tenerlo a la temperatura perfecta. También hay que tener en cuenta cómo verterlo en la copa correspondiente. Para eso existe el escanciador de vino, que sirve para airear y oxigenar el líquido, potenciando así su aroma y sabor.

El vino nunca llega solo, y para acompañarlo, ¿qué mejor que una tabla de ibéricos? Para ello, le recomendamos nuestros lotes con embutidos para regalar a sus conocidos junto a una buena botella de vino. También puede optar por nuestras cestas de Navidad con jamón o por las cajas jamoneras de Navidad, que incluyen una pieza de este producto para sorprender a los invitados de cualquier cena.

Comments are closed.