¿Cómo quitar manchas de vino? Trucos y consejos.

Las cenas, las reuniones con amigos y los brindis pueden ocasionar pequeñas gotas de vino que, traicioneras como son, acaban decorando los tejidos que tienen a su alrededor al proceder a catar el vino. No importa si es ropa, el mantel de la mesa o incluso la alfombra que hay bajo sus pies. Y todo el mundo sabe que quitar manchas de vino no es una tarea fácil y agradable para todo el mundo, porque no es sencillo que desaparezcan.

No se preocupe. Como ya se podrá imaginar si nos conoce, en Cestalia nos encanta el vino, y nuestras cestas de navidad con vino y lotes de vino en Navidad son uno de nuestros productos favoritos cuando llega la última época del año. Así que sabemos de antemano lo complicado que es deshacerse de una mancha de vino, pero tenemos los trucos que necesita.

mancha de vino

¿Cómo quitar manchas de vino tinto?

El vino tinto suele ser el que más problemas genera. ¿Por qué? Porque es el que más se ve, el que más potencia y color tiene y el que más se impregna en los tejidos. No se preocupe, ¡no hay nada perdido! Hay ciertos trucos que pueden ayudarle a deshacerse de esa molesta mancha que no hay manera de atacar.

Sin embargo, antes es importante tener ciertos aspectos en mente, y es que más vale maña que fuerza. No deje que pase mucho tiempo antes de ponerse a limpiar la mancha para evitar que sea más difícil de sacar y nunca frote, o de lo contrario logrará dañar el tejido y expandir más aún la mancha. Lo primero que debe hacer es utilizar papel absorbente para que la humedad quede impregnada en el papel, y entonces podrá actuar.

Trucos para quitar manchas de vino

No importa si son manchas de vino en la ropa, manchas de vino en el mantel e incluso manchas de vino en la alfombra. Pruebe una de las siguientes opciones que desarrollamos a continuación y podrá recuperar el tejido si problemas.

  • Utilizar sal. Si lo que necesita es una solución rápida y sencilla, apueste por utilizar sal. La sal que tiene en la cocina mismo, la de cocinar. Eche sal encima de la mancha y déjela actuar durante unas horas antes de lavarla con agua fría y detergente.
  • Echar soda encima. Sigua el método de la sal, pero utilizando soda en su lugar. ¡O mejor aún! Puede combinar ambos trucos para un resultado más eficaz. Puede echar sal, dejarla actuar durante unas horas, aspirarla y echar soda para lavarla. Es uno de los trucos más efectivos, así que seguro que tiene éxito.
  • Mojar con leche. No… no como si fuera una galleta, no nos vayamos a confundir. Si tiene una mancha de vino en la ropa, puede echar leche encima para que haga un efecto desengrasante por así decirlo. Para un mejor resultado, caliente la leche antes y déjela actuar durante unas horas con la prenda a remojo antes de meterla a la lavadora.
  • Usar jabón lavaplatos y agua oxigenada. Una mezcla infalible si se trata de manchas de vino en tejidos blancos. Eso sí, puede que tenga que repetir el proceso varias veces hasta lograr el resultado esperado. Realice una mezcla de su jabón lavavajillas de confianza y unas gotas de agua oxigenada y ataque esa mancha de vino en ropa blanca. ¡Ojo a usarlo en otros colores! El agua oxigenada puede generar cierta decoloración, así que deje esta opción para prendas blancas.
  • Mezclar bicarbonato y vinagre blanco. Si es que los remedios caseros sirven para todo… Seguro que ha usado antes este truco para desatascar tuberías o limpiar desagües. ¡También sirve para deshacerse de las manchas de vino en la ropa! Esparza la mezcla resultante sobre la mancha y déjela actuar durante un rato antes de lavar la prenda.
  • Remojar en agua hirviendo. Sin tardar mucho desde que la prenda se ha manchado, puede meterla en agua hirviendo durante unos minutos para rebajar la dureza de la mancha y que se más fácil que desaparezca.

Como ve, este líquido puede ocasionar más dilemas que el simple hecho de decidir cómo elegir el vino perfecto, saber a qué temperatura del vino se debe servir o con qué maridar todos los tipos de vino.

Si se ha encontrado con una mancha de vino inesperada sobre su camisa, jersey o incluso en el propio mantel o alfombra, es el momento de ponerse manos a la obra y deshacerse de ella. Le aseguramos que con algo de paciencia, maestría y tesón, las manchas acaban desapareciendo.

Comments are closed.