Vino y chocolate: maridaje perfecto que debes probar

El vino y el chocolate son dos productos alimenticios que tienen muchas cosas en común, y en ocasiones surge el maridaje perfecto al unir uno y otro. Mezclar vino y chocolate no es tan raro como pueda parecer a simple vista, y si se hace bien, puede conseguir que sus invitados se queden sin palabras ante un resultado impecable.

Apunte los consejos que le damos en Cestalia, conseguirá que la mezcla vino y chocolate sea una de sus favoritas a partir de ahora.

vino-y-chocolate

Tanto el vino como el chocolate son dos productos que tienen aromas frutales o florales y que cuentan con sustancias  antioxidantes beneficiosas para la salud, así que ambas cosas unidas, tienen como resultado una mezcla explosiva llena de sabores y aromas.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el vino debe ser igual o un poco más dulce que el chocolate elegido, pues de lo contrario será un sabor más amargo y la unión no será perfecta.

Maridaje de vino y chocolate

Vamos a diferenciar los chocolates en tres tipos, según su composición y que todo el mundo distingue según esta clasificación: chocolate blanco, chocolate con leche y chocolate negro.

  • El chocolate blanco se hace con manteca de cacao, y es quizá el más dulce de los tipos de chocolate que existen en el mercado. Con esto en mente, los vinos que mejor maridan con el chocolate blanco son los vinos suaves hechos con la variedad de uva Chardonay y vinos espumosos, como pudiera ser el Champagne. Es cierto que este tipo de bebidas espumosas son más complicadas para maridar el chocolate, ya que el su dolzor potencia la acidez de bebidas como cava o champagne.
  • Para el chocolate con leche, nuestra recomendación es un vino fresco y con toques afrutados, que no tenga mucho cuerpo. Puede optar por emplear un vino hecho con la uva Pinot Noir, para mantener las características del chocolate con leche sin alterarlas lo más mínimo.
  • El del chocolate negro es un sabor bastante más potente, que combina perfectamente con vinos de crianza, vinos que tienen bastante cuerpo. Mezclar sabores fuertes de vino y chocolate va a conseguir una mezcla perfecta. Recuerde los 5 beneficios del chocolate negro que harán más sencillo su día a día y combine su sabor con un buen vino de crianza para potenciar su sabor.

Le animamos a probar el maridaje de vino y chocolate con una botella de cualquiera de los vinos de Aragón, donde sus cuatro denominaciones de origen presentan diferentes variedades de vino para elegir el que más se asemeje a sus necesidades. Tenga en cuenta que cuanto más cuerpo tenga el vino, más fuerte tendrá que ser el sabor del chocolate. Si se anima a descubrir este mundo, pruebe la unión de chocolate y vino propuesto en nuestro Estuche 3.

¿Ha probado alguna vez la mezcla de vino y chocolate? Comparta su experiencia con el resto de lectores de Cestalia. Si todavía no lo ha hecho, le invitamos a adentrarse en el mundo del vino con nosotros. ¡Es el momento de probar nuevos sabores!

Comments are closed.