¿Cómo envolver una cesta de Navidad?

Por norma general, las cestas de Navidad no se envuelven. Son productos que llevan ya su propio recipiente contenedor, diseñado exclusivamente para este tipo de obsequios navideños. No obstante, hay algunos tipos de cestas de Navidad que sí dan lugar a un envoltorio especial, generalmente con papel celofán con motivos navideños decorativos.

Hablamos de las cestas de mimbre que puede encontrar en nuestras cesta de Navidad gourmet. Este formato de lote navideño requiere un papel decorativo que recoja todo el contenido y facilite el transporte de las cestas hasta su destinatario final. Pero… ¿Cómo envolver una cesta de Navidad?

envolver cesta de navidad

Lo único que necesitará será un rollo de celofán que pueda cubrir con facilidad el tamaño de la cesta de Navidad y elementos para permitir la sujeción del papel sobre la canasta. Le contamos cómo envolvemos nosotros las cestas en Cestalia para que el contenido se mantenga en su sitio y la estética reine en este detalle navideño.

¿Cómo se envuelve una cesta de Navidad?

Una de las fases de elaboración de cestas de Navidad es el empaquetado final. No es lo mismo preparar una cesta de Navidad en una caja de cartón o madera que en otro tipo de recipiente para los productos típicos navideños que contiene.

Si ha elegido una de nuestras cestas de mimbre, irá envuelta en un papel de celofán que proteja a estos productos y le de además un toque más que estético, siendo un regalo navideño bonito y con el que quedar bien con cualquier persona.

Estos son los pasos a seguir para envolver una cesta de Navidad de forma correcta.

  1. Extender el celofán. Una vez la cesta o lote de Navidad esté confeccionado a su gusto (recuerde que tenemos más de 70 referencias de cestas de navidad y lotes de navidad preconfigurados), tendremos que encontrar un celofán de un tamaño suficiente para cubrir la cesta elegida. No será lo mismo una cesta de tamaño reducido que una que incluya, por ejemplo, un jamón. Se extiende el celofán y se comprueba que la cesta queda centrada y que los pliegos del papel pueden cubrir con facilidad la cesta. Los sobrantes laterales del celofán deben ser bastante largos para que den pie a cubrir la cesta de navidad y sobre para poder cogerla por la parte superior.
  2. Cubrir la cesta de navidad. Hay que encontrar la simetría en la envoltura de una cesta de Navidad, porque va a ser lo primero que vea el destinatario y debe causar muy buena impresión. Por eso, no vale con cubrirla de cualquier manera. Para envolver una cesta de Navidad como es debido, se debe ir con mimo y cuidado en cada paso. Se levantan los lados más extensos y se meten hacia dentro los más cortos para evitar que haya algún saliente extraño. La envoltura perfecta debe permitir que se pueda sujetar la cesta con firmeza en la parte superior.
  3. Evitar pliegues antiestéticos. Como decíamos, será lo primero que una persona vea al recibir su obsequio navideño, por lo que hay que poner cuidado en cada uno de los movimientos. Los pliegues que salgan hacia afuera no quedan bien al envolver una cesta y se deben meter hacia dentro, creando pequeñas ranuras más estéticas en el conjunto final del envoltorio.
  4. Sujetar el celofán en la parte superior. Tras cerciorarse de que se puede sujetar la cesta de Navidad sin problemas y que aguanta perfectamente su peso, se debe cerrar y sujetar de forma bonita. Puede poner un adorno llamativo como una cinta, un lado o un cordel de un color concreto del que cuelgue una tarjeta con un mensaje personal. Eso ya es de la elección de cada uno. Al realizar el nudo con este elemento, se creará la zona perfecta para poder coger la canasta posteriormente y transportarla con facilidad.
  5. Terminar de decorar la cesta. Otros elementos decorativos que pueden colocarse en la cesta es un alambre alrededor de la canasta. No servirá únicamente como decoración, ya que acaba siendo un elemento de seguridad para evitar que la cesta se mueva en el interior del celofán o que este se rompa con facilidad. Luego comprobamos que no hay esquinas raras o aberturas en el celofán que puedan estropear el detalle tan bonito que va a regalar.

Como ve, esta sería la única de las opciones de cestas de Navidad que requiere que se envuelva de manera especial, junto a los cuévanos de fieltro, con una forma muy similar. El resto productos de nuestro catálogo se basa en cajas de madera o cartón de fácil transporte y que contienen todo lo que lleva una cesta de Navidad en su interior.

Comments are closed.