¿Con qué acompañar el jamón serrano?

A todos nos gusta el buen jamón. No importa si somos más de jamón o paletilla, o si dentro del primero apostamos por el jamón serrano o jamón curado. Es un producto muy socorrido, rico en sabor y con el que sorprender a sus invitados sin fallo alguno. Sin embargo, muchas veces nos preguntamos con qué acompañar el jamón y acertar sí o sí.

¿Algún tipo de vino en concreto? ¿Una buena rebanada de pan de masa madre con el mejor tomate de la huerta? Vamos paso a paso.

jamon serrano
© juantiagues

Vinos para acompañar el jamón

Una buena copa de vino no puede faltar en una cata de jamón serrano, sin importar mucho cuál de entre todos los tipos de jamón ha elegido. Lo habitual es apostar por un vino tinto para carnes rojas o por un tinto joven, que potencie de alguna forma el sabor del producto. Y entre ellos, entre los vinos jóvenes de uva tinta, lo tenemos muy claro: el Cabernet Suavignon.

No obstante, los expertos en el sector, le aconsejarán otra clase de vino, uno más suave, con una menor acidez en su conjunto. Hablamos de los vinos finos o los vinos manzanilla. Este tipo de vinos, lo que van a hacer es contrarrestar el sabor del jamón, creando una balanza totalmente equilibrada de matices y toques en su paladar.  

Fruta para acompañar el jamón

De siempre se ha conocido la unión y la mezcla ideal entre las uvas y el queso, pero con el jamón también hay ciertas frutas que encajan muy bien con los matices del jamón serrano. Seguro que ya se le ha venido una fruta a la cabeza, ¿verdad?

¡El clásico melón con jamón! De cara a los meses veraniegos, el melón se convierte en un gran aliado de este producto, y son muchos los hogares que apuestan por un refrescante plato de melón con jamón para comer. Otra alternativa es sustituir el melón por la piña, un alimento igual de refrescante.

Estas frutas son típicas de la época estival, pero si está pensando platos diferentes para disfrutar del jamón para Navidad, no se preocupe, que también tenemos la clave perfecta. Uno de los alimentos estrella y de moda de los últimos años no podía faltar en nuestras recomendaciones de con qué acompañar el jamón serrano. ¡El aguacate! No importa si le gusta en pedacitos o batido a modo de guacamole, unas virutas de jamón en el resultado, y tendrá un plato estupendo e ideal para todo tipo de gustos.

Queso curado o semicurado para acompañar el jamón

Otro clásico entre los clásicos: la tabla de jamón y queso. Si ir más lejos, es una de las tablas de embutidos para Navidad más habituales en todos los hogares, y es que esta unión es un acierto seguro.

Un buen queso, nuestros favoritos son los curados o semicurados, hará que su plato de jamón quede más que completo. Si quiere ir más allá, tenga a mano una aceitera con el aceite de oliva que más le guste para este tipo de platos, y no quedará ni una loncha en el plató. ¡Aseguradísimo!

¿Cerveza y jamón?

Vaya a cualquiera de los bares que tenga cerca de su casa, y podrá comprobar que el jamón es uno de los alimentos protagonistas de la mayoría de las tapas. No es casualidad, y es que además de su versatilidad, el jamón es un gran aliado de la cerveza, la bebida por excelencia de los vermuts y las cañas de después de trabajar.

Antes hemos hablado del queso como acompañante del jamón, pero es que el maridaje de cerveza y queso no se queda atrás. Y si ya se propone unir las tres cosas… ¡Explosión de sabores en su paladar!

Pan con tomate y jamón

Lo hemos mencionado al principio del artículo, y no nos podíamos quedar sin este plato tan tradicional en nuestra gastronomía. El pan tumaca, como se le conoce en la costa catalana de España, es un clásico habitual en muchos hogares, bares y restaurante. Un buen tomate rayado o untado en el pan con el mejor jamón a su disposición, y no se quedará sin palabras.

Tradicionalmente, al jamón únicamente se le añade un chorrito de diferentes tipos de aceite de oliva en crudo y sal. No obstante, también hay variedades de pan con tomate y jamón en el que se le añade ajo al pan para darle un toque diferente.

Sea como sea su forma favorita de acompañar el jamón, estamos seguros de que va a acertar con creces. Es un producto tan delicioso, que no necesita nada más para ser una delicia sin igual. En Cestalia somos más que consciente de ello, y de que el consumo del jamón aumenta en los meses de noviembre y diciembre coincidiendo con la Navidad.

Por eso, nuestras cestas de Navidad incluyen jamón en distintos formatos (pieza completa o loncheado) de la mejor calidad. No dude en realizar su pedido a partir del mes de octubre para disfrutar del mejor sabor navideño como cada año. ¡Esperamos su pedido!

Comments are closed.