Vinos dulces. Qué son y cuántos tipos de vinos dulces existen

Los tipos de vinos que existen en la actualidad en el mercado son muy variados. Una de la tipología que poco a poco ha ido ganando más adeptos es la de los vinos dulces.

Los vinos dulces surgen al fijarse en la cantidad de azúcar en el vino, y atendiendo a esta cantidad, hay diferentes tipos de vinos dulces. En Cestalia nos adentramos en el mundo de los vinos dulces para explicar qué son y cuántos tipos existen.vinos-dulces

¿Cuándo se considera que un vino es dulce?

Los vinos dulces surgen cuando la cantidad de azúcar en el vino es superior a 45 gramos por litro. Es decir, en una botella de litro y medio de vino, si el azúcar supera los 67,5 gramos, ese vino será considerado vino dulce.

También existen vinos semidulces, que surgen cuando la presencia del azúcar en el vino es menor. Su sabor será también muy suave y agradable, y son perfectos para comenzar a beber vino si no se quiere comenzar con un vino crianza o reserva, de sabores más fuertes.

Tipos de vinos dulces

Según la cantidad de azúcar, habrá vinos dulces de diferente tipología. Podrán ser vinos dulces naturales o vinos naturalmente dulces. Puede parecer lo mismo, pero la acción humana tiene mucho que ver en esta categorización.

Vinos dulces naturales

Los vinos dulces naturales son aquellos que han sido endulzados por parte del ser humano. Es decir, surgen cuando el vinicultor añade un vino dulce o mosto de uva a un vino seco para mejorar su contenido de azúcar.

Existen diferentes tipos de vinos dulces naturales, dependiendo de la forma de elaboración:

Vinos cream. Surgen cuando a un vino seco se le añade una variedad de vino dulce para endulzarlo.

Vinos maestro. Son aquellos que se producen a raíz del mosto de uva que ha sido fermentado con alcohol vínico de forma lenta.

Vinos mistela. Son similares a los anteriores pues también se produce cuando se le añade alcohol al mosto, pero no se produce la fermentación del mosto.

 

Vinos naturalmente dulces

Existen tipos de vinos, que por naturaleza, son vinos que contienen azúcar por el tipo de uva o el tiempo de maduración y vendimia. Tienen una cantidad de azúcar tan alta que la levadura no termina de fermentar, consiguiendo ese sabor y toque tan especial.

También existen diferentes tipos de vinos naturalmente dulces, según el proceso de elaboración.

Vinos de hielo. Son aquellos producidos con uvas congeladas en el viñedo o tras un proceso de congelación en las cámaras. El azúcar se concentra y el agua producida al prensar las uvas es muy rica en azúcares.

Vinos de vendimia tardía. Si se produce una vendimia tardía, la uva comienza el proceso de pasificación en el propio árbol, consiguiendo aumentar la concentración de azúcar.

Mención especial merece el vino Pedro Ximénez, conocido como uno de los mejores vinos dulces de España. Este vino se produce con uvas recogidas en el momento exacto y secadas en esparteras para su deshidratación y posterior elaboración del vino.

¿Le gustan los vinos dulces? ¡Cuéntenos!

Comments are closed.