Cuál es el mejor vino tinto para carnes rojas

Después de conocer cómo elegir un buen vino para pescado, es hora de adentrarse en el mundo contrario: las carnes. Concretamente las carnes rojas. Nos hemos preguntado cuál puede ser el mejor vino tinto para carnes rojas y deleitar a nuestros invitados con un plato de categoría.

vino-tinto-carnes-rojas

Saber cocinar es importante, pero maridar la comida todavía más. Elegir un buen vino tinto para carnes rojas puede parecer sencillo, pero hay que tener en cuenta varias cosas. Hoy en Cestalia intentamos explicarlas todas para que su elección sea la más adecuada. ¿Se anima?

Elegir vino tinto para carnes rojas

Para elegir un buen vino tinto para carnes rojas habrá que fijarse en el tipo de uva o el tiempo de maduración de la misma. No es lo mismo maridar un vino de reserva que un vino joven. Otro aspecto a tener en cuenta va a ser la forma de cocinado de las carnes. Una buena opción, siempre van a ser los vinos de Aragón en su variedad de vinos tintos.

Saber qué vino es bueno para carnes rojas va a ayudar a que se potencie el sabor de este alimento. De esta manera, aumenta el disfrute a la hora de comer. ¡Todo ventajas! Puede elegir entre vinos de gran cuerpo, vinos jóvenes o vinos de larga crianza.

Vino para ternera

Para carnes como la ternera, siempre va a ser una buena decisión prestar atención a los vinos ligeros y suaves. Un tinto joven potenciará el sabor de la carne de la ternera siempre, y será un acompañante perfecto para su comida.

Vino para cerdo

Si hablamos de elegir un vino para carne de cerdo, habrá que fijarse en la forma en la que se ha cocinado el cerdo. Si está hecho a la barbacoa, por ejemplo, un vino para carne de cerdo perfecto es un tinto seco y joven. Si está asado, la opción será un vino tinto con mucho cuerpo.

Vino para otros alimentos

Si le gusta la carne cruda como puede ser un carpaccio, debe buscar una botella de vino tinto joven para acompañarlo. La misma opción para carnes de pavo o pollo, o incluso con salchichas.

Pero en esta relación no solo sirven vinos tintos, pues existen determinadas carnes que encajan mejor con otros tipos de vino. El vino rosado seco puede ser una muy buena opción si hablamos de carnes magras asadas o platos de carne picantes. Potenciará su sabor de forma suave sin taparlo y logrará que su plato brille por sí mismo.

 

Como ve, hay varias opciones a la hora de elegir un buen vino para carnes rojas, y la decisión final se basará principalmente en su propio gusto. Elija lo que elija, asegúrese de una cosa: ¡la carne debe estar deliciosa!

¿Cuál es su vino predilecto para acompañar la carne? Comparta sus gustos con el resto de lectores de Cestalia. ¡Nos encantará saberlo!

Comments are closed.