Cómo conservar el cava en casa

El cava es uno de los productos que suele conservarse en bodegas, ya que guardan una temperatura concreta, que facilita que este tipo de bebidas con burbujas mantenga todas sus propiedades. Sin embargo, no todo el mundo dispone de una bodega en su casa en la que guardar sus botellas.

Por eso, varias preguntas están rondando por nuestra mente ahora mismo tras conocer el origen del cava y su historia. Ahora, con la base de esta bebida en nuestra cabeza, nos hemos preguntado cuál es la mejor manera de conservar el cava en casa y que mantenga todas sus propiedades.

conservar cava

¿Cómo guardar el cava en casa?

Generalmente, y como ocurre al recibir cestas de Navidad cuando llega la fecha concreta, no solo compramos una única botella de cava. Conviene saber cómo mantener en perfectas condiciones estas botellas para que en el momento de servirlas estén en las mejores condiciones.

Lo ideal es encontrar un lugar en casa en el que la temperatura esté siempre entre 10 y 15 grados y no haya luz que incida sobre las botellas. Por eso destacábamos las bodegas como sitios idóneos para ellas, ya que suelen estar en el nivel inferior de la casa y suele hacer más fresquito que en el resto del domicilio.

No obstante, si tienes una pequeña despensa junto a tu cocina, puede ser suficiente. Simplemente, asegúrate de que las botellas no sufran movimientos bruscos o vibraciones que contaminen la calidad del cava, y que no le de la luz de forma directa. Siempre y cuando tus botellas de cava no estén en la cocina o cerca del radiador, no tendrás problema en mantenerlos.

La mejor manera de guardar el cava en casa es hacerlo de forma vertical, ya que se trata de un tipo de vino espumoso con gas carbónico. Si te estás preguntando su las botellas son de cava o champagne, no importa, ya que deberías guardarlas de la misma manera. De forma vertical para evitar que el corcho se estropee.

¿Cuándo caduca una botella de cava?

Fecha de caducidad el cava no tiene como tal. Sin embargo, es importante saber que cuando las botellas de cava salen a la venta, es el momento óptimo para su consumo. Después de este momento, generalmente las botellas pueden conservar las propiedades del cava hasta un año.

No por tener la botella en casa, el cava va a cambiar su tipología y se va a convertir en un cava Gran Reserva.

Lo ideal es consumirlo en el momento de la compra tras enfriar la bebida para que esté a la temperatura perfecta para tomarlo con algún alimento que potencie su sabor. Puedes incluso hacer cócteles con cava o utilizarlo para brindar tras tu comida o cena familiar o con amigos.

¿Se puede meter la botella de cava en el congelador?

Lo cierto es que sí. Pero debes tener cuidado ya que la botella podría explotar si está más tiempo del recomendable. Por eso, es preferible que metas la botella en la nevera durante más tiempo. Puedes hacerlo el día anterior, y así te aseguras que esa noche la bebida está perfecta para su consumo.

Otra idea para enfriar el cava es meterlo en agua con hielo y sal, ya que en cuestión de minutos tendrás la bebida fría y lista para tomar. Cuando la bebida alcance entere 6 y 8 grados, será el momento perfecto para consumirlo.

Una vez abierta la botella de cava, se puede conservar también si no os la habéis terminado en el momento de la cena. No obstante, hay que alejarse del mito de que metiendo una cucharilla se mantienen las burbujas del cava. Escapa de esta creencia y no caigas en el error de utilizar una cuchara para ello.

La mejor manera de conservar una botella de cava una vez abierta es utilizar un tapón hermético con fijación que ejerza la función del corcho original de la botella. De esta manera, las burbujas se conservan en perfectas condiciones, pero no durante mucho más tiempo. Tendrás que intentar tomarte el cava de 24 a 36 horas después de haber abierto la botella.

 

Con estos consejos, no tendrá problemas a la hora de conservar el cava en casa y disfrutar de esta bebida burbujeante y chispeante con sus amigos y familiares.

Comments are closed.