Queso curado o semicurado: diferencias y tipos de queso

Una de las mayores dudas que surgen al comprar queso en el supermercado, es cuáles son las diferencias entre queso curado o semicurado. ¿Cuánto tiempo de curación tiene cada uno? ¿Es más fuerte uno que otro?

Para intentar solucionar estos problemas, hoy en Cestalia hablamos de quesos. En concreto de la diferencia entre el queso curado o semicurado.

queso-curado-semicurado

El queso es un producto lácteo que puede provenir de la vaca, la cabra o la oveja, generalmente. Una de las formas de diferenciar un queso de otro es su curación, es decir, el tiempo que envejecimiento del queso. Dependiendo del tiempo que necesita un queso para su secado y curación, se distinguirán diferentes tipos de queso.

Queso semicurado

Para que un queso se convierta en queso semicurado precisa de un tiempo de curación de dos a tres meses, donde se reduce la cantidad de agua y suero de leche que lleva. Se caracterizan por tener un contenido alto en sodio, calcio y potasio.

Además, tienen mayor vitamina D que otro tipo de quesos más suaves y que apenas han tenido curación. También mayor nivel de proteínas y grasas.

Queso curado

Un queso curado necesita entre cinco y siete meses para finalizar el proceso de curación. Son conocidos por su potente sabor y por su dureza, ya que no contienen casi agua y suero de leche concentrado. Esta curación les permite un máximo secado.

Son los quesos que más grasas y proteínas tienen, además de mayores calorías. Si le gusta el queso fuerte y que se rompe al cortar, esta es la elección.

Pueden ser, como decíamos, procedentes de vaca, oveja o cabra. Cada tipo de queso tendrá un sabor diferente, y la elección final dependerá de sus gustos personales.

 

Al final, la gran diferencia entre un queso curado o semicurado va a ser el mismo tiempo de curación que les da nombre. Para que un queso sea curado, necesita más tiempo que uno semicurado, y viceversa.

Otro tipo de quesos son los frescos o tiernos, que apenas han tenido tiempo de curación, y por lo tanto son mucho más suaves y con mayor contenido de agua y suero. Como siempre, si decide elegir uno de estos quesos será su propio gusto el que decida por su paladar.

En Cestalia tenemos productos perfectos para acompañar cualquier tipo de quesos. Llame y pregunte sin compromisos por nuestros lotes y cestas. Estaremos encantados de recibir su llamada.